Oksana Honcharenko y sus caminatas medicinales


Mujeres desde la experiencia de Menorca mística. Oksana Honcharenko dirige caminatas medicinales, y estos viajes de Menorca mística...


Y compartir como sirenas...  como vestales, de fuego y agua remojadas... Y danzando al sol la promesa de su retorno...
 
 Espacios medicina para mujeres con alas (Mujer TaruK)

Y ahora un texto de Nuria, Mujer Taruk. Se me ocurre que lo primero es recobrar la lucidez, la entereza, el don de la sensibilidad. Ante el camino trazado, ante la jaula, ante este sistema del que parece imposible escapar. Recuperar la luz que hay adentro. El corazón que nos llama. El canto que suena al fondo, muy al fondo del alma. Y eso se hace bailando, bajo las estrellas, con la melena al viento y los pies descalzos. Eso se hace corriendo por el bosque, esnifando el olor de la hierba, volviendo una y otra vez al cuerpo. El lugar de donde nunca debimos salir. Eso se hace pasando más tiempo con los niños, inventándoles cuentos de hadas, abrazándolos fuerte, haciendo castillos en la arena que luego se lleve el agua del mar. Eso se hace despertando muy pronto, cuando esta locura que llamamos ciudad permanece dormida. Eso se hace apagando Internet, guardando el Mac en una caja, descansando de todo el ruido que nos quieren meter en la cabeza. Se hace preparando natillas de madrugada, escuchando mantras, caminando a oscuras por el monte, recogiendo orégano, romero, hierbabuena. Se hace leyendo menos, callando más, rezando siempre. Para que nuestra humanidad, nuestra vulnerabilidad sagrada, nuestra piel bajo la piel, puedan ir renaciendo. Ocupando el espacio necesario. Construyendo, de a poquito, la revolución. Gracias por el permiso, mujeres, de corazón.
20160612_135116

No hay comentarios:

Publicar un comentario